Coaching para niños

Muchos sois los que me preguntáis sobre el coaching para niños. Si se utiliza, si existen herramientas para ellos…

Aquí os dejo mi opinión al respecto:

“El coaching es un proceso de acompañamiento de personas o equipos para el desarrollo del potencial humano y lograr conseguir los objetivos marcados.”

No creo que un niño tenga muy claro sus objetivos a medio/largo plazo. Además de que los niños aprenden por modelado, usan a sus adultos de referencia (madres/padres, abuelos…) como espejo.

          Entonces, ¿no sirve el coaching con ellos?

          Sí y no.

¿A qué me refiero con este sí y no?

El coaching puede ser muy beneficioso en ciertos aspectos de los niños, pero evidentemente, las sesiones individuales y mayoritarias las deben de tener los adultos, no los niños.

Una de las consultas más frecuentes en las sesiones, son los problemas de conducta. En estos casos, se intenta que los padres/madres localicen y detecten la raíz del problema, les recomiendo que hagan un registro desde el inicio hasta el final de lo sucedido, toda la conversación y los gestos (el lenguaje no verbal es tremendamente importante) de los “participantes en la disputa” para corregir su comportamiento. Buscamos las pautas a seguir para corregir al menor, y ver que podemos mejorar. Normalmente trabajando en reforzar las conductas positivas, los adultos se sorprenden de ver como con trabajo tiempo y mucha paciencia se consigue una actitud mucho más pasiva y proactiva de los hijos.

Dependido de la edad del niño, y de su capacidad de razonar, una vez calmadas las partes, les invito, en la medida de lo posible, a que negocien con ellos. Es importante que los niños entiendan el valor de las cosas, que sus actos tienen consecuencias, y que, si quieren conseguir algo, hay que comportarse según las normas establecidas. En casa deben existir normas PARA TODOS y todos deben cumplirlas.

Otra cuestión que se repite mucho en las sesiones, son los miedos de los niños, muchas veces sus propios miedos, causan angustia en los adultos. Debemos recordar que los niños ven en nosotros la “protección total”, ellos nos observan y buscan inconscientemente nuestra reacción a su temor. Una vez más, en estos casos, trabajamos con los adultos con tal de localizar cuando aparece el miedo, que lo provoca y como extinguirlo. Es conveniente registrar como en el caso anterior, las conversaciones, nuestro lenguaje, posición, gestos… cualquier cosa que nos pueda dar información sobre cómo mejorar su reacción ante el miedo. Y visualizar como nos gustaría actuar cuando el niño nos expresa su miedo.

A mí personalmente, lo que si me gusta trabajar directamente con los niños, es la inteligencia emocional, aunque los padres y otros adultos de referencia, aquí siguen teniendo un papel fundamental, existen herramientas en coaching que se pueden adaptar a los niños.

Se pueden preparar sesiones conjuntas con niños, así ellos lo asocian a algo que se hace en colectivo, y por supuesto adaptamos las herramientas a juegos para que les resulte interesante y divertido

Jugamos a adivinar según la cara de otros compañeros, imágenes, etc… que emoción expresa cada uno. Las identificamos y analizamos que nos hacen sentir cada una de ellas y cuando recordamos habernos sentido de esa forma y que es lo que nos hizo sentir así.

También me encanta hacer juegos para aumentar su autoestima, existen mil manuales con juegos para que consigan sentirse valiosos, aptos para aquello que se propongan, queridos…

Por todo ello, mi respuesta a la pregunta si sirve el coaching en niños es “SI y NO”.

Aunque existen herramientas que se pueden adaptar a ellos, mi consejo SIEMPRE es que sean los propios adultos los que acepten las sesiones. Recordemos que somos espejos para ellos, y que, si nosotros aprendemos a transmitirles calma, si aprendemos a gestionar nuestro tiempo para tener tiempo de calidad con ellos (este tema lo trataremos en otro post). Si aprendemos a controlar nuestro lenguaje, verbal y no verbal, si cambiamos nuestra forma de expresarnos hacia ellos, y a reforzarlos de forma positiva. Tenemos en un 80% nuestro objetivo cumplido.

Si quieres más información sobre el coaching para niños o PARA PADRES, puedes consultarnos nuestras tarifas y talleres.

 

 

 

 

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *