¿QUIÉN ES LA PERSONA MÁS IMPORTANTE DE TU VIDA?

¿Con que persona te duele más discutir, o dejar de hablar por un conflicto?

Si te hago estas preguntas seguro que me contestas alguien de tu familia, ellos son nuestros seres queridos, y aunque los amamos y adoramos, existen momentos en la vida que pueden surgir conflictos.

¿Cuáles son los conflictos más comunes?

  1. Los derivados por separaciones y/o divorcios.
  2. Los derivados por acuerdo de cargos y/o tutelas de cualquier familiar dependiente, bien sean los hijos, hermanos o padres.
  3. Los derivados por acuerdos de herencias (estos casos se consideran mediación civil, no obstante, en acord mediación usamos la misma metodología que la mediación familiar, por su partes implicadas)

 Entremos en materia:

La mediación es un proceso simple de resolución de conflictos. En ella una tercera persona ajena e independiente, ayuda a las partes a encontrar una solución a la causa que ha provocado estas diferencias.

Gracias a la mediación, se pueden resolver los conflictos sin necesidad de acudir a un proceso judicial. La mediación es un proceso mucho más económico, que el proceso judicial, además de ser mucho más rápido y mucho más “sano” emocionalmente hablando.

En cualquier sector por el que nos movemos, pueden surgir conflictos de diferentes dimensiones, ya sea en el ámbito, empresarial, laboral, personal, familiar, por convivencia…

Pero sin duda, en el ámbito familiar es donde más beneficios encontramos ¿Por qué?

Porque la familia es la que nos une por lazos de parentesco. La que viene dada por consanguinidad como los padres, hermanos primos, etc. O la que elegimos formar con nuestra pareja y sobre todo, cuando decidimos tener hijos.

En nuestra Sociedad, tenemos el concepto de que la familia es una de las cosas más importantes, queremos protegernos, amarnos, cuidarnos.

En muchos casos, estos conflictos, o se quedan sin resolver provocando angustia y sensación de fracaso por las partes, o se resuelven por la vía judicial hecho que hace que el acuerdo impuesto por un juez, no sea del agrado de las partes.

Por tanto, los conflictos familiares son sin duda, los que más interés y éxito provocan, al ser resueltos en mediación.

Con la mediación, logramos el equilibrio idóneo para que entre las partes afectadas se llegue al acuerdo más positivo para todos.

Y ahora, te invito a que cierres los ojos,

  • ¿Qué es lo que te ha llevado a estar leyendo esto?
  • ¿Realmente te gustaría llegar a un acuerdo?
  • ¿Cómo te gustaría que se resolviera el conflicto?

No pierdas más tiempo, el tiempo es lo único que no podemos recuperar, así que busca un a solución YA: contacta con nosotros y te daremos respuesta a todas tus dudas.

Te esperamos: Escríbenos

La família no es algo importante. Lo es todo” (Michael J.Fox)