Técnicas de Mediación

Lo más importante en la mediación es saber, que el mediador no va a actuar de juez ni parte, no cuestionará comportamientos ni decisiones, sino que a través de unas técnicas, se trabajará para que las pares lleguen a un acuerdo por su propia voluntad.

Una de los aspectos más importantes en la mediación, es la comunicación. El mediador emplea técnicas de comunicación y escucha, que le permite a través de preguntas conocer más sobre el tema.

Habitualmente, cuando las partes llegan a mediación, su relación ya está bastante deteriorada. Para que las partes puedan solucionar sus diferencias mediante el diálogo y la comprensión, debemos eliminar la comunicación negativa o no se conseguirá llegar a buen fin.

Es imprescindible crear un clima de calma, que les permita una escucha activa, relajar tensiones… Las partes deben de ser capaces de expresar claramente, como se sientes, que quieren conseguir, y todo ello de una forma asertiva, para no herir ni disgustar a la otra parte.

Todo esto necesita de un proceso en el que estarán acompañados y supervisados continuamente por el mediador, que irá introduciendo algunas indicaciones sutiles. y éste, a través de las preguntas, recopilara toda la información necesaria e internará acercar las dos posturas.

Después de varias sesiones, y de haber logrado un acercamiento, y siempre, teniendo la asertividad muy presente, las partes propondrán un acuerdo y un plan de acción para ponerlo en marcha.

“Nuestro pero problema de comunicación, es que no escuchamos para entender, escuchamos para contestar.”